DR. David Ruiz Vela

Cervicoplastía ó Lifting Cervico Facial

Un cuello esbelto y delgado con una línea de la mandíbula definida es un signo de juventud y vitalidad, con el pasar de los años estas características se van deteriorando debido a la acumulación de grasa en el cuello en forma de papada. Se produce descolgamiento de los músculos del cuello, dándole a la persona una apariencia envejecida, cansada y pasada de peso. En estos casos, una cirugía de rejuvenecimiento del cuello o Cervicoplastía puede recuperar el brillo y la apariencia juvenil del rostro.

La Cervicoplastía, conocida como Lifting Cérvico Facial, está enfocada a levantar y corregir la piel laxa que se ha acumulado bajo la mandíbula y que afecta la dermis del cuello. Al levantar esta piel se redefine el contorno mandibular, el cuello recupera su aspecto juvenil y se evita el descenso de otros tejidos.

Anestesia

Es un procedimiento ambulatorio donde se utiliza anestesia local y sedación, teniendo una duración de 1 a 2 horas.

Procedimiento

Para corregir el cuello descolgado o  la papada se utilizan varios procedimientos independientes o combinados, según la naturaleza del problema. Si la papada presenta sólo acumulación de grasa, una liposucción de cuello puede ser la mejor respuesta para la situación. Pero, si los músculos se encuentran caídos o si existe grasa acumulada debajo de los músculos, una cirugía de templado de estos músculos puede ser necesaria.

Para extraer la grasa de la papada, el cirujano hace una incisión muy pequeña en el cuello (detrás del mentón) donde generalmente existe un surco natural. A través de esta herida, con un  tubo muy delgado llamado cánula, el exceso de las células de grasa se aspira hacia afuera. Normalmente antes de la liposucción se ha inyectado el área con un líquido llamado solución salina estéril (de contenido anestésico) para hacerla firme, con el fin de reducir la incomodidad y la inflamación postoperatoria.

Después de la cirugía

La incapacidad es mínima y la mayoría de las personas regresan a sus actividades de tres a cinco días después del procedimiento. Aunque este procedimiento no es doloroso, se receta un analgésico para minimizar la incomodidad en el postoperatorio. Las actividades físicas intensas y el ejercicio se deben evitar por lo menos durante tres semanas.

Deja una respuesta

Shopping Cart
There are no products in the cart!
Subtotal
S/0.00
Total
S/0.00
Continue Shopping
0